Una silla de ruedas para cada necesidad

17 de agosto de 2013, 20:48.

Una silla de ruedas para cada necesidad

Ampliar imagen


Las sillas de rueda son una importante ayuda para las personas con una discapacidad motriz. Conozcamos algo de su historia y las variedades que existen.

Hoy podemos encontrar sillas de ruedas de lo más variadas y modernas, que sirven de gran ayuda a las personas con una discapacidad motriz. Sin embargo, esta ayuda técnica tiene una larga historia que data del año 1595 en España.

La primera silla de ruedas creada especialmente para ese propósito fue la del rey Felipe II de España en 1595. La primera patente sobre una silla de ruedas data de 1869. Se trataba de un modelo bimanual impulsado por ruedas traseras. Al poco tiempo surgieron nuevos modelos de tres ruedas y con otras modificaciones. El primer modelo impulsado eléctricamente data de 1924.

La silla de ruedas, tal y como la conocemos hoy, fue creada en 1932 por el ingeniero Harry Jennings para un amigo suyo. Juntos formaron la compañía Everest & Jennings, que monopolizó el mercado hasta la década de los 60 (Wikipedia).

Tipos y variedades

Básicamente existen dos clases de sillas de ruedas:

Manuales: impulsadas por el propio ocupante que hace girar las ruedas traseras empujando los aros acoplados en el exterior de éstas. Se fabrican en dos modelos principalmente - plegables (para ahorrar espacio y poder ser transportadas en baúles de autos y otros espacios similares) y rígidas. Muchos de ambos modelos están fabricados en materiales ultraligeros, como el aluminio de aviones y el titanio al carbono con un revestimiento de Kevlar para brindarle mayor durabilidad, y sobre todo ligereza, ya que su usuario debería ser capaz de levantarla y guardarla, consiguiendo así cierto grado de autonomía y autosuficiencia.

Eléctricas:  impulsadas por motores que son accionados por baterías de 40 o 50 amperios recargables. El ocupante controla la silla por medio de un joystick y un pequeño panel de control que da acceso a configurar la velocidad y, en algunos modelos, la posición del respaldo, asiento, reposa pies, etcétera colocado en uno de los apoyabrazos. Para usuarios que no puedan utilizar las manos existen dispositivos controlables por la boca. Algunos tipos cuentan con frenos con la tecnología ABS y en ciertos casos especiales con un navegador satelital y una laptop con funciones de red activas también encargada de facilitar la movilidad del afectado.

Casi todos los modelos de sillas son altamente adaptables: tamaño y posición de asiento y respaldo, apoya brazos y apoya pies regulables y extraíbles.