Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Sólo en el Lagomaggiore hubo 800 nuevos casos de diabetes en 2011

Esta cifra se suma a los mil pacientes ya diagnosticados en este nosocomio. Estiman que, de tener mayor capacidad para prestar atención, la cifra sería mucho mayor. La obesidad, el estrés, la genética y el sedentarismo, influyen.

03 de mayo de 2012, 07:44.

Sólo en el Lagomaggiore hubo 800 nuevos casos de diabetes en 2011

Publicado en diario El Sol on line

Por: Florencia Rodriguez florencia.rodriguez@elsol.com.ar

En 2011 y sólo en el hospital Luis Lagomaggiore se registraron 800 nuevos casos de diabetes, que se sumaron a los mil ya diagnosticados en este nosocomio. Una buena alimentación y la actividad física, las claves para evitar esta enfermedad.

La prevalencia de esta afección aumenta constantemente. En el año 2000 había 176 millones de pacientes con diabetes en el mundo. Ahora, la proyección que hace la Federación Internacional de la Diabetes es que el número de casos aumentará 213 por ciento, es decir, que habrá 366 millones de personas con diabetes para el 2030.

Estos datos se desprenden de las IV Jornadas de Diabetes en Otoño, en las que se hace hincapié en la educación diabetológica y en la obesidad como principal causa de la diabetes, entre otros puntos fundamentales que deben tener en cuenta las personas que padecen esta afección.

"Hay cuatro pilares fundamentales para el tratamiento de la diabetes. Estos son: la educación física, la insulina, la educación diabetológica, y el plan alimentario", explicó Griselda Chirino, educadora certificada en diabetes y que, actualmente, trabaja en el hospital Lagomaggiore.

La obesidad está señalada como uno de los principales factores que influyen en el desarrollo de esta enfermedad, por lo que una alimentación sana es fundamental. "Las nutricionistas recomiendan 50 por ciento de hidratos de carbono; fibras, proteínas y muy pocas grasas. Además, evitar el estrés y el cigarrillo", señaló Chirino.

En la misma línea, Isabel Gattás, licenciada en Nutrición, aclaró que esta enfermedad "ya no es como antes, ahora las personas con diabetes pueden comer de todo, siempre y cuando eviten la sacarosa (azúcar común) y coman en pocas cantidades, varias veces por día para que no tengan hiperglucemia (alto nivel de azúcar en la sangre) ni hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). Deben ser moderados", indicó.

La enfermedad
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Se clasifica en tipo 1 (insulinodependiente) y tipo 2 (insulinorequeriente). En el primer grupo, el cuerpo no produce insulina y en el segundo deja de producirla o no la usa adecuadamente. La insulina es importante ya que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrar energía. 

Gattás destacó que cada paciente debe ser analizado y, en base a su enfermedad, indicarle la dieta más adecuada ya que, "no es lo mismo un paciente que sólo tiene diabetes a uno que también tiene colesterol alto u obesidad. También debe tenerse en cuenta el estilo de vida que lleva, por ejemplo, si realiza actividad física o si tiene hábitos más sedentarios. Es una enfermedad muy individualista", dijo.

Pero una buena alimentación debe complementarse con la ejercitación física y lo ideal es realizarla, al menos, tres veces a la semana. "Es importante destacar que aquellas personas con diabetes no deben colocarse insulina antes de realizar alguna actividad física, ya que, se queman azúcares", explicó Matías Morales, profesor de Educación Física. Y agregó: "Lo ideal es combinar ejercicio aeróbico con anaeróbico, el segundo para aumentar la masa muscular y así quemar las grasas más fácilmente. Se recomienda realizar ejercicio tres veces a la semana durante más de 30 minutos. A partir de los 40 minutos se empieza a utilizar la grasa como energía".

Esta enfermedad puede afectar a niños, adolescentes y adultos por lo que la consulta médica anual es esencial para prevenir y tratar la diabetes."El chequeo anual es fundamental para detectar esta afección. La diabetes afecta a todo el mundo, no discrimina. Sí es importante decir que son más propensos a tenerla, las personas que tienen sobrepeso u obesidad o que tienen base hereditaria", concluyó Chirino.