Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

¿Sabemos de qué manera perciben el mundo los niños?

La teoría de la integración sensorial es una respuesta científica a múltiples y muy diversos problemas infantiles de aprendizaje, comportamiento, desarrollo y descoordinación motriz. Algunos de ellos son la hiperactividad, la mala inserción escolar, las disfunciones relacionadas con el autismo o los problemas en el proceso de alimentación.Por Silvina CastroPara Todo Salud

20 de junio de 2011, 18:41.

¿Sabemos de qué manera perciben el mundo los niños?

Ampliar imagen


“La Integración sensorial es un proceso neurológico, que organiza las sensaciones corporales de nuestro sistema sensorial a nivel del sistema nervioso, permitiéndonos responder exitosamente a las demandas ambientales”. (Jean Ayres)

Esta teoría fue creada para abordar problemas de aprendizaje en los niños. Se trata, más que de una técnica específica, de un enfoque terapéutico. Su creadora fue la doctora Jean Ayres, terapeuta ocupacional estadounidense, que formuló dicha teoría a partir de sus propias investigaciones y estableció también la evaluación y el tratamiento de las disfunciones de integración sensorial.

Ayres define esta disfunción como un mal funcionamiento de la organización de la información dentro del S.N.C (Sistema Nervioso Central.), el cual no consigue organizar los impulsos sensoriales para poder darle al individuo una información adecuada y precisa sobre él mismo y su ambiente. Este problema suele reflejarse en el comportamiento y en la coordinación motora.

La Licenciada en terapia ocupacional  Silvia Raia es la mayor referente, en este tema, en la provincia, no sólo por su amplia experiencia y trayectoria en el Hospital Humberto Notti, siendo ella quien promovió la iniciación de este área,  sino que además, forma parte de la Comisión Directiva de AISA (Asociación de integración sensorial argentina).La terapista está al frente de Kalen el primer centro de Terapia Ocupacional en Mendoza, donde se abordan, entre otros problemas, los desórdenes sensoriales.

Nadie más indicado que dicha profesional, para explicarnos  acerca de este enfoque terapéutico. Silvia, a través de esta entrevista, expresó que la “Integración Sensorial es un proceso permanente que nos sucede y que en función de ello muchas veces respondemos. Por ejemplo: si nos estamos cayendo  nuestro sistema sensorial  informa a nivel del cerebro para que nos acomodemos o no nos caigamos. A veces algunas personas  necesitan más tiempo para despertarse  y levantarse que otras y esto tiene que ver con nuestro procesamiento sensorial. Cuando nuestras respuestas no condicen con el estímulo”, resalta  la Licenciada, o intervienen en las funciones diarias, “es entonces cuando debe tratarse”.

 

 

En otras palabras

 El S.N.C (Sistema Nervioso Central.) es como una ciudad y los impulsos nerviosos son como la circulación de los vehículos por sus calles. Un buen proceso de integración sensorial permite una circulación fluida y que todos lleguen a su destino rápidamente. Una disfunción de la integración sensorial es un tipo de atasco en el cerebro, en donde parte de la información sensorial queda atrapada en el atasco y algunas partes del sistema nervioso no reciben la información que necesitan para poder realizar su trabajo.

¿Cómo detectarlo?

Podemos detectarlo cuando observamos la conducta de los niños, explica la terapista, y lo que les pasa frente a algunos estímulos o situaciones. Por ejemplo: algunos niños lloran cuando le lavan la cabeza, o le cortan las uñas de la mano o el pelo, o les desagrada subirse a una hamaca o columpio, o se alteran cuando viajan.

Además la falta de discriminación de algunos estímulos hace que no puedan ajustar movimientos, medir  fuerza, distancia, alturas, y son niños que muchas veces se ven torpes en el funcionamiento o tienen dificultad en la coordinación o en la realización de actividades nuevas.

Causas posibles

Las causas  podrían ser las siguientes: complicaciones durante el parto, factores hereditarios y químicos o bien una falta de estimulación sensorial. Los síntomas son la hiperactividad, la distracción, problemas de lenguaje, de comportamiento, ligeras dificultades de coordinación y de control postural y problemas de aprendizaje (lectura, escritura, matemáticas).

¿Quiénes son los especialistas indicados para abordar estos problemas?

El tratamiento se realiza con abordaje en integración sensorial, efectuado por  terapistas ocupacionales que estén formados en esta especialización y quienes derivan son los médicos (especialmente neurólogos infantiles y pediatras que conocen del  tema), a veces otros profesionales de la salud o docentes.

Kalen (centro de terapia ocupacional) se especializa en problemas de Integración  Sensorial y cuenta con un equipo formado  para tratarlos.

Si existen sospechas de alguna disfunción en esta área, se debe realizar una evaluación para determinar si estas señales o conductas tienen que ver con lo sensorial o no.

Resultados

Las mejoras se observan en una respuesta motora más coordinada y eficiente y una adecuada respuesta a experiencias sensoriales que antes provocaban una reacción desmesurada o ineficiente. Además se podrán observar mejoras en el lenguaje y respuestas más apropiadas en relación al medio ambiente. En conclusión, será un niño con un funcionamiento y desempeño más eficiente en el ámbito del hogar y la escuela.

Tener la información a tiempo nos permite comprender lo que les está pasando a los chicos, preservar la comunicación de la familia y sentirse acompañados en el proceso de crianza.

Esto lo destaca la Licenciada en terapia ocupacional  María Rosa Nico especialista en Integración Sensorial, formada en EE.UU. y referente importantísima en nuestro País, donde reside actualmente. Obtuvo su certificación en Integración Sensorial en el año 1991 y su especialidad en Terapia Ocupacional Pediátrica por la Asociación Americana de Terapistas Ocupacionales en el año 1998.