Primer premio del IDITS para la investigación en Neurotecnologías en Mendoza

14 de septiembre de 2012, 08:37.

El Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios otorgó el primer premio al Laboratorio de I+D+i en Neurotecnología por su investigación en el uso de la realidad virtual para diagnosticar y tratar afecciones cerebrales.

Médicos mendocinos del ámbito público (FUESMEN) y privado (Neuromed) ganaron el primer premio del Concurso de Innovación Tecnológica "Mendoza Innova 2012" categoría Empresas por desarrollar en nuestra provincia un innovador laboratorio de neurotecnología. Esta disciplina utiliza herramientas de la electrónica, informática y metalmecánica para desarrollar dispositivos y sistemas que permitan diagnosticar y tratar distintas problemáticas del cerebro y del resto del sistema nervioso.

Se trata del LABORATORIO DE I+D+I EN NEUROTECNOLOGÍA, un novel centro de investigación y servicios médicos dentro del área de la neurociencia aplicadas que abarca fundamentalmente la Neurología, la Psiquiatría, la Neurocirugía y la Neurorehabilitación. Como el nombre lo indica, es un laboratorio de Investigación, Desarrollo e Innovación cuya misión y visión se sostienen en tres pilares fundamentales: asistencia médica de alta calidad, docencia de primer nivel e investigación aplicada.

El laboratorio surgió como producto de la asociación de dos instituciones importantes de la provincia de Mendoza: NEUROMED ARGENTINA S.A. y FUESMEN (Fundación Escuela de Medicina Nuclear). Según explica su Director, el doctor Raúl Otoya, se financia principalmente por medio de aportes del Ministerios de Ciencia y Tecnología e Innovación Productiva, a través del programa del Consejo Federal de Ciencia y Técnología (COFECyT) y por aportes propios de ambas instituciones.

El equipo de trabajo es multidisciplinario; los profesionales que lo componen provienen principalmente de la neurología, neurofisiología, neuropsicología, psiquiatría, bioingeniería, informática y diagnóstico por imágenes.

El laboratorio de I+D+i cuenta con una amplia red de trabajo creada a través de convenios de colaboración científica, tecnológica y académica con distintas instituciones de la región de Cuyo. Destacamos centros asistenciales como el Hospital de Pediatría Humberto Notti, centros de investigación como el GATEME (Gabinete de Tecnología Médica, Facultad de Ingeniería de San Juan) y distintas instituciones universitarias entre las que destacamos a la Universidad Aconcagua y a  la universidad Champagnat. Esta enorme red de trabajo no solo permite lograr servicios asistenciales de primer nivel, sino también realizar investigación aplicada de alto valor agregado.

Realidad Virtual para diagnosticar y tratar el cerebro

El programa principal del mencionado laboratorio es el desarrollo de sistemas de mapeos cerebrales funcionales. Estas técnicas permiten visualizar el cerebro trabajando en vivo, es decir a medida que la persona está realizando distintos tipos de actividades mentales. Con estas tecnologías se pueden ver y analizar las áreas y circuitos cerebrales que se activan en forma normal o anormal, por ejemplo ante funciones sensoriales (ver, oir, etc.), cognitivas, conductuales y motrices o simplemente cuando está en reposo. Poder ver los circuitos cerebrales activados tiene múltiples aplicaciones; por ejemplo en el diagnóstico de diferentes patologías o enfermedades neuropsiquiatricas, en el monitoreo de un paciente en quirófano, en el seguimiento de tratamientos y fundamentalmente en la rehabilitación neurológica.

Pero el desarrollo de este proyecto no se queda allí. Ya se está trabajando en  la instalación de un equipo de estimulación magnética transcraneal. “Esta es una tecnología sumamente novedosa que consiste en el disparo de pulsos magnéticos –guiados por un sistema de neuronavegación- que estimulan aéreas especificas de la corteza del cerebro. Es decir, se pueden estimular distintas zonas cerebrales y saber qué función cumplen cada una de ellas. Con esta tecnología también se podrán realizar tratamientos ya que el campo magnético produce una remodelación de los circuitos cerebrales sobre los que interviene; es decir, activa lo que se denomina Plasticidad Cerebral. Gracias a esta neuroplasticidad se pueden ir modelando y corrigiendo circuitos cerebrales con funcionamiento anormal debido a patologías del sistema nervioso”, explica el doctor Otoya.

Una de las aplicaciones tecnológicas más novedosas de este laboratorio es el desarrollo de una interface cerebro-computadora. Este sistema permite conectar el cerebro a la computadora. ¿Cómo? Las señales eléctricas que produce nuestro cerebro se decodifican, digitalizan y se transforman en comandos que pueden aplicarse en entornos de realidad virtual para el  entrenamiento de funciones mentales y para la rehabilitación neurológica; también para navegar en Internet o simplemente para divertirse con un video-juego sin necesidad de utilizar nuestras manos o un joystick.

Alta tecnología con gran accesibilidad

Al respecto, el doctor Raúl Otoya, Director del laboratorio aseguró que esta iniciativa “tendrá un alto impacto en la comunidad, no sólo en la región de Cuyo sino también en el resto del país ya que la tecnología diagnóstica y terapéutica en desarrollo tiene un carácter fuertemente innovador. Esta pensado no sólo para el paciente con cobertura médica, sino y fundamentalmente, para el paciente sin cobertura; es decir los beneficiarios son tanto del sector público como del privado”.

Cabe destacar que la función de este centro neurotecnológico no es sólo científica y académica; los objetivos principales son brindar servicios comunitarios para poder mejorar los niveles de prevención de las enfermedades del sistema nervioso, aumentar la calidad y precisión diagnóstica, realizar tratamientos más eficaces, efectuar seguimientos de los tratamientos y brindar tecnologías innovadoras para neurorehabilitación.

Precisamente, éstas características fueron las que pesaron a la hora de que el Laboratorio de I+D+I en Neurotecnología recibiera el primer premio del concurso Mendoza Innova del IDITS este año. Como conclusión el doctor Otoya aseguró “que esto demuestra que las cosas pueden hacerse y estos trabajos que parecen futuristas, los estamos desarrollando en Mendoza, no en Buenos Aires, ni en Silicon Valley. Sino acá donde todos los vecinos nos conocen”.

Es posible obtener más información sobre el Laboratorio I+D+I enviando un email a  labidi@neuromed.com.ar