Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Muchacha, hacete el papanicolau y la mamografía

Las mujeres mendocinas, cuentan con la posibilidad de acceder a un programa de prevención del cáncer de cuello uterino y de mama. Los controles anuales evitan el desarrollo de patologías cancerígenas.Por Silvina Castro para Todo Salud

15 de agosto de 2011, 20:58.

Muchacha, hacete el papanicolau y la mamografía

Ampliar imagen


El Programa Provincial de Prevención y Detección de Cáncer de cuello de útero y mama que depende del Ministerio de Salud, funciona en La Casa de L a Mujer (San Juan 504) y está  dirigido por el  doctor Gustavo Tanús. Los profesionales que lo integran, se plantean, día a día, el difícil objetivo de disminuir la incidencia de las enfermedades cancerígenas más frecuentes en las mujeres.

En la sede de dicho programa se realizan distintas actividades, comenzando por la prevención primaria, etapa en la que se difunden y promocionan las enfermedades  a través de talleres y charlas informativas.

La prevención secundaria aborda la detección de las lesiones iniciales de cáncer de cuello de útero y mama. Una vez detectada la enfermedad se llega a la última etapa de la prevención, en la que se trata de viabilizar la derivación a un centro de mayor complejidad para iniciar el tratamiento que corresponda. Generalmente las derivaciones se realizan a los grandes hospitales  como el Central, el Lagomaggiore , el Paroissien (Maipu) y el Perrupato (San Martin).

¿De qué se trata el cáncer de cuello de útero?

El cáncer de cuello uterino, a diferencia del cáncer de mama, tiene la ventaja de contar con un alto potencial de prevención, “porque se sabe cuál es la causa”, asegura el doctor Tanuús. Es una enfermedad de transmisión sexual provocada en un alto porcentaje por el HPV (Virus del Papiloma Humano).

Este virus ingresa al cuello uterino y causa lesiones o cambios en las células, que es lo que se puede apreciar en el Papanicolau. Desde el cambio en el aspecto de las células a la declaración de un cáncer pueden transcurrir  diez años, tiempo suficiente para realizarse los correspondientes estudios, detectar la lesión y hacer el tratamiento. Este es el principal aspecto en el que hace hincapié el médico encargado del Programa.

Según el profesional, lo más normal es que una lesión, al ser tratada, retrograde espontáneamente. Para comprobar que así sea, se debe realizar el Papanicolau (PAP) y la Colposcopía regularmente.

Se estima que entre un 70 u 80 % de la población ha estado en contacto con el HPV. Una persona puede infectarse con dicho virus, pero si las cosas se hacen bien, nadie tendría que morir de cáncer de cuello de útero. Este mal es asintomático y sólo se puede detectar mediante los mencionados estudios.

¿Qué actividades se realizan desde el Programa?

En la casa de la salud hay un laboratorio de anotomía patológica donde se leen los PAP y las Colposcopias que se realizan en los centros de salud de toda la provincia.

Se informan anualmente 22.000 PAP y se hacen 50 Colposcopias, 30 Mamografías  y 10 Ecografías diariamente.  Cabe destacar que todos estos estudios son gratuitos, ya que el Programa está respaldado por un porcentaje del presupuesto que la Dirección de Juegos y Casinos destina a Salud.

En este establecimiento trabajan:

·         5 Médicos Patólogos (realizan informes y biopsias)

·         4 Ginecólogos

·         1 Medica Mastóloga

·         1 Licenciada en Trabajo Social

Este plan de prevención está dirigido fundamentalmente a la población femenina que carece de obra social. Las mamografías se realizan a mujeres mayores de cuarenta años y el PAP entre los 30 y 65 años, que es el rango de edad en donde más casos de cáncer se encuentran.

El área de trabajo social, a cargo de la Licenciada Minucci, de acuerdo al resultado de los estudios de cada paciente, realiza un seguimiento, ya sea para control o tratamiento. Esta actividad se lleva a cabo en coordinación con los agentes sanitarios de la zona a la que pertenece la persona afectada. Además se realizan charlas con el equipo de médicos en los distintos centros de salud, también en coordinación con los agentes sanitarios.

 ¿Cómo contactarse?

Para acceder a un turno con los especialistas que atienden en la Casa de la Mujer hay que comunicarse a los teléfonos: 4203324 o 4251622 de 08:00 a 15:00 hs.

Cabe aclarar que dichos turnos son cercanos (no demoran  más de una o dos semanas). En estas patologías no hay urgencias, ya que la inmediatez del estudio no cambia ni el pronóstico, ni la evolución de la enfermedad.

Debemos ser conscientes  que si bien el cáncer de mama no tiene causa conocida puede diagnosticarse precozmente y tratarse con grandes posibilidades de cura. En cuanto al cáncer de cuello de útero  es potencialmente prevenible y en nuestra provincia contamos con los medios para enfrentarlos a ambos.