Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Las patologías dentarias podrían ser causantes de enfermedades cardiovasculares

Fueron las expresiones de María Hirose, Secretaria técnica de la secretaría de desarrollo institucional de la Universidad Autónoma de México y docente de esa prestigiosa casa de estudios , quien participó en las XI Jornadas Latinoamericanas de Odontología. Allí se refirió a la importancia del cuidado dental desde el vientre materno y a la Educación para la Salud como herramienta fundamental para la prevención de enfermedades dentarias. Por Silvina CastroTodo Salud

09 de junio de 2011, 06:33.

Las patologías dentarias podrían ser causantes de enfermedades cardiovasculares

Ampliar imagen


Entre las distintas temáticas abordadas en el mencionado encuentro, la odontopediatría  tuvo su espacio a través de las disertaciones de invitados  de lujo como la Doctora María Hirose, quien, amablemente, compartió con “Todo Salud “su visión acerca de la sanidad bucal de los más pequeños.

“Los controles deben comenzar a tempranísima edad, desde el vientre materno, cuidando en la madre, los hábitos de alimentación y la higiene bucal” así comenzó la entrevista la odontóloga Mexicana.

Durante la charla se expuso, como herramienta fundamental, la “educación para la salud” como modalidad preventiva de patologías dentarias. Haciendo especial hincapié en el “Triángulo de atención odontopediátrica”, en el que intervienen los niños, los padres, y el odontólogo con su equipo.

Es muy importante la intervención de los padres incentivando el cepillado bucal diario, el uso del dentífrico y el hilo dental, supervisando que estas actividades se realicen correctamente. La concientización del niño es importante para prevenir enfermedades, pero generar conciencia en los mayores es imprescindible ya que los más pequeños no cuentan con la capacidad para manejar esos aspectos en su vida.

“La escuela, los medios de comunicación, la familia y el odontólogo conforman el espacio propicio para la difusión del cuidado bucal”, insistió María Hirose, siendo los profesionales los encargados de realizar un enfoque de riesgo en el paciente y, en consecuencia, decidir qué tratamiento requiere.

Los problemas que se presentan con mayor frecuencia en la niñez, explicó la docente, son las caries, una enfermedad multifactorial, ya que intervienen factores intrínsecos y se produce por múltiples causas. Mencionó además la mala oclusión causada por malos hábitos posturales o por chuparse el dedo, entre otras cosas, y también enfermedades periodontales (enfermedades de la encía).

Cuando cualquiera de estas patologías desencadena en una infección que no se puede controlar, advirtió la odontóloga, “el paciente puede desarrollar una cardiopatía”. Ésta última es una de las consecuencias más frecuentes producida por una patología dentaria no tratada en forma adecuada. Por eso es fundamental saber que la manera en que cuidemos nuestra dentadura va a repercutir en el resto del organismo.

Cuando hay heridas en el interior de la boca

El doctor Eduardo Ceccotti, profesor titular de Estomatología en la Universidad del Salvador y docente de la Universidad de Buenos Aires realizó su aporte  en este tema explicando que las patologías más frecuentes en niños, son los crecimientos benignos en las encías y la lengua, algunas infecciones provocadas por virus u hongos y lesiones traumáticas por golpes.

Además resaltó la importancia de la vacuna que previene la infección por el Virus de Papiloma Humano, ya que está comprobado que “un par de estos virus, el 16 y el 18, provocan cáncer de cuello de útero y cáncer orofaríngeo. Con la aplicación de esta vacuna en la primera adolescencia, se evita la posibilidad de desarrollar un cáncer bucal, una de las estomatologías más graves  que puede curarse detectándola tempranamente”, completó Ceccotti.