Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

"La osteoporosis es la enfermedad más común entre las mujeres"

Lo confirmó el Dr. José Zanchetta, director científico para Latinoamérica de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF). En el marco del mes de la enfermedad (el miércoles 20 se conmemora el Día Mundial), los especialistas remarcaron la importancia de consumir calcio a través de alimentos que contienen naturalmente ese mineral, pero también mediante otros especialmente fortificados. Esto es muy importante durante toda la vida, pero especialmente en la etapa fértil, cuando la mujer tiene la posibilidad de recuperar aquello que no se cumplió en la fase de crecimiento, pero además debe prepararse para dar vida y transmitir los nutrientes a un futuro bebé.

09 de octubre de 2010, 19:01.

"La osteoporosis es la enfermedad más común entre las mujeres"

Ampliar imagen


"La osteoporosis es la enfermedad más común de la mujer. No la más grave pero sí la más común, y está relacionada con la disminución de la densidad ósea (la fortaleza y resistencia de los huesos), condición que incrementa el riesgo de fracturas. Lo que es importante aclarar es que la merma en la densidad no tiene que ver con un factor propio de cada mujer, sino con una pérdida progresiva a lo largo de la vida relacionada directamente con los hábitos y la alimentación".

Lo expuso el doctor José Zanchetta, director científico para América Latina de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF por sus siglas en inglés), en el marco de una conferencia de prensa organizada en ocasión de conmemorarse en el mes de octubre el Día Mundial de la Osteoporosis (20-10).


Imagen comparativa de un hueso con y sin osteoporosis (derecha e izquierda, respectivamente)

"El hecho de que la pérdida tenga que ver con los hábitos -entre los principales se destacan la alimentación, la práctica de actividad física y la realización de controles- tiene un aspecto positivo: la posibilidad de trabajar para prevenir que la osteoporosis se desarrolle, y el hecho de poder hacer algo aún en los casos en los que 'se llega tarde', mediante la difusión de información y la educación", agregó el especialista.

El principal concepto a difundir entonces es la importancia de la ingesta adecuada de calcio. Ocurre que como explicó Zanchetta, "comúnmente se asocian las fracturas con la osteoporosis en mujeres que ya pasaron la menopausia. Sin embargo, éstas no son privativas de la madurez. De hecho, las mujeres jóvenes sanas también se fracturan por causas no traumáticas y ello puede ocurrir por una ingesta de calcio que no llega a cubrir los requerimientos nutricionales mínimos".



Panel expositor de la conferencia de prensa por el Día Mundial y Mes de la Osteoporosis. De izq a der: Lic. Gear y Dres. José y Ma. Belén Zanchetta

La idea de ingesta adecuada de calcio es importante porque hace referencia no sólo al consumo puntual, sino a la necesidad de construir un hábito diario y permanente que permita mantener un cierto nivel y equilibrio, para que de esa manera el organismo no sólo pueda absorber lo que necesita para mantener los huesos sanos y fuertes, sino también construir una reserva de calcio.

En este sentido, Laura Gear, licenciada en nutrición e integrante del staff del Instituto de Investigaciones Metabólicas (IDIM) sostuvo ante la consulta puntual de PRO-SALUD News que "la ingesta recomendada de calcio para el sexo femenino es de entre 1.000 y 1.200 mg por día; mientras que para los hombres es de entre 800 y 1.000 mg y para las mujeres embarazadas varía entre los 1.300 y 1.500".


Dr. José Zanchetta, director científico para América Latina de la Fundación Internacional de Osteoporosis

"La variación establecida entre una mujer que no está por ser mamá y una que sí tiene que ver con que al tener que pasarle determinados nutrientes a su hijo durante la gestación, y luego en la lactancia ayudarlo a mineralizar ese aporte, si no se alimenta adecuadamente la mujer puede llegar a sufrir pérdida de calcio, algo que la pone en riesgo si pensamos en la osteoporosis. Así, tanto la niñez como la adolescencia, el embarazo y la lactancia -período en el cual sólo para el bebé necesitamos 250 mg diarios de calcio- son especialmente importantes", añadió la doctora María Belén Zanchetta, médica especialista en Endocrinología y Osteología, coordinadora médica de IDIM y médica de planta del servicio de Endocrinología del Hospital de Clínicas.

La doctora también detalló que el hueso atraviesa diferentes etapas. La primera es la de formación, en la cual los hábitos que cada persona tenga van a condicionar el "pico de masa ósea".

La segunda (que va de los 30 a los 50 años aproximadamente) es la de mantenimiento, y la tercera que comienza pasados los 50 y que generalmente coincide con la menopausia, corresponde al período de pérdida de calcio.

"El organismo femenino una vez que deja de producir estrógeno, la hormona que es una suerte de 'guardiana' del esqueleto, comienza a deshacerse de la reserva de calcio. Eso puede generar problemas si durante los años anteriores no se consumió la cantidad de calcio necesario, y si además le sumamos otros factores como pueden ser la presencia de enfermedades que hayan requerido la utilización prolongada de corticoides, las alteraciones del ciclo menstrual, el consumo excesivo de alcohol, el haber padecido desórdenes alimentarios, la litiasis renal (pérdida de calcio por la orina) o las patologías crónicas", enumeró Belén Zanchetta.

Con respecto a las formas recomendadas para la ingesta adecuada y necesaria de calcio, los tres profesionales coincidieron en destacar que "los tanto lácteos como los alimentos reforzados o fortificados son la mejor opción".

"Los alimentos especialmente formulados -yogures, leches- ayudan a que sea más fácil llegar al requerimiento diario, de manera que constituyen una ayuda importantísima. Por su parte los lácteos aunque no son los únicos alimentos que naturalmente contienen calcio -también lo poseen el brócoli y las semillas de sésamo, por ejemplo- sí son los que presentan un más alto porcentaje, así como también una mayor biodisponibilidad", concluyó la licenciada Gear.



Número de matrícula de los especialistas consultados:


- Dr. José Zanchetta: M.N. 45.563.

- Dra. Ma. Belén Zanchetta: M.N. 106.937

- Lic. Laura Gear: M.N. 1.668


Para mayor información:


- IOF: http://www.iofbonehealth.org