Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

La OMS pone en marcha medidas contra el abuso de bebidas alcohólicas

Esta iniciativa se produjo durante la 63º Asamblea Mundial de la Salud (Ginebra), cuenta con la adhesión de los 193 países miembros de la OMS y se instrumentará a través de diversas vías; algunas de ellas relacionadas con el incremento de los impuestos y otras con el endurecimiento de las estrategias de marketing.

23 de mayo de 2010, 21:58.

La OMS pone en marcha medidas contra el abuso de bebidas alcohólicas

Ampliar imagen


Contando con la adhesión de los 193 Estados miembro de la Organización Mundial de la Salud y en el marco de la 63º Asamblea Mundial de la Salud que desde el lunes 17 y hasta el viernes 21 se está desarrollando en Ginebra, Suiza, los ministros de salud de los diferentes países definieron la puesta en marcha de diversas medidas tendientes a combatir el consumo abusivo de bebidas alcohólicas.

Entre las principales herramientas para llevar a cabo esta iniciativa se cuentan el incremento de los impuestos y el endurecimiento de las estrategias de marketing, esto último orientado fundamentalmente a restringir el tipo de mensajes que se plasman desde la comunicación y que muchas veces dependiendo de la bebida en cuestión apuntan directamente, por ejemplo, al público joven e inclusive adolescente.


El abuso de bebidas alcohólicas es una realidad que preocupa a todos los países

Si bien las recomendaciones elaboradas durante la mencionada conferencia, y que son resultado de dos años de debate, no poseen carácter vinculante, sí sirven como directrices para que cada uno de los países adherentes maneje la problemática.

La agencia de Naciones Unidas estimó que los problemas de salud vinculados al alcohol, o que se desarrollan como consecuencia de la ingesta excesiva, provocan aproximadamente 2,5 millones de muertes al año. Entre las principales causas se cuentan las enfermedades del corazón y el hígado, los accidentes de tránsito, los suicidios y diversos tipos de cáncer.

Por esa razón, se calcula que el alcohol es el tercer factor de riesgo de muertes prematuras y discapacidad a nivel mundial.

"El consumo excesivo de alcohol tiene un grave efecto sobre la salud pública y es considerado uno de los principales factores de riesgo en todo el mundo", ostentó el documento de la estrategia elaborado durante la convención por los miembros de la OMS.

En la misma línea y en comunicación con PRO-SALUD News, el doctor Eduardo Kalina, médico psiquiatra, magíster en adicciones y director médico del Brain Center, sostuvo que "este tipo de iniciativas y acciones son útiles porque muchas veces la gente y sobre todo los jóvenes no entienden o no toman conciencia de que el alcohol, pese a estar socializado, es una de las sustancias más peligrosas que hay por el grado de adicción que puede llegar a generar, por las enfermedades en las cuales tiene acción, y también por los actos que pueden cometerse bajo sus efectos".

"Cuanto más accesible sea una determinada bebida, mayor será su consumo por parte de la población, generándose un mayor riesgo de desarrollo de patologías asociadas, pero también un mayor nivel de ingresos para seguir invirtiendo en estrategias de marketing y publicidad. Por eso creemos que aumentar los impuestos pues ser un buen camino", continuaron describiendo en el documento final las autoridades de la OMS, institución que en 2003 logró un tratado de salud mundial para controlar el tabaco y cuyo principal objetivo luego de generar una contribución para limitar consumo de bebidas alcohólicas será luchar para combatir la obesidad.



Número de matrícula del especialista consultado:


- Dr. Eduardo Kalina: M.N. 23.668


Para mayor información:


- Organización Mundial de la Salud (OMS): http://www.who.int/es 


(NV) 13,20hs.-