Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

La Leucemia y su asociación con la muerte, un mito a desterrar

Silvina CastroPara Todo SaludEn el marco de esta temática se desarrollaron las Jornadas de Actualización en Hematología Pediátrica, organizadas por el doctor Guillermo Arbesú. Enfermedades Huérfanas, Leucemia, tratamientos y nuevos medicamentos fueron los temas abordados por disertantes de lujo que llegaron al Hospital Notti.

12 de octubre de 2011, 05:39.

La Leucemia y su asociación con la muerte, un mito a desterrar

Ampliar imagen


El viernes 23 de Septiembre se llevó a cabo en el Hospital Notti un interesante encuentro médico, en el que disertaron el Doctor Guillermo Drelichman, del Hospital de niños Ricardo Gutiérrez, el doctor Eduardo Dibar, del Hospital Italiano de Buenos Aires y su esposa la doctora Mónica Makiya representando a la misma institución y, además, como miembro de GATLA (Grupo Argentino de tratamiento de la Leucemia Aguda).

En primera instancia, el doctor Drelichman, jefe de la unidad de transplantes del Hospital Gutiérrez, se refirió a las enfermedades huérfanas, explicando que son un conjunto de alrededor de 7000 afecciones, que tienen la particularidad de ser de baja frecuencia, osea raras. Generalmente, estas enfermedades, no tienen tratamiento y causan gran malestar en la sociedad, ya sea por ser tardíamente diagnosticadas o porque los médicos no están lo suficientemente capacitados para realizar un diagnóstico y las instituciones para dar un soporte adecuado al paciente.

La madre de todas ellas es la enfermedad de Gaucher, un trastorno metabólico denominado lisosomal, un defecto hereditario en una enzima y además de otros síntomas  produce graves alteraciones óseas. Esta afección tiene terapia (reemplazo enzimático), un método de ingeniería molecular  en el que se reemplaza la enzima que le falta al paciente. Lo más destacable es que realizando el tratamiento en forma sostenida una persona puede llevar una vida absolutamente normal.

Por otro lado el doctor Eduardo Dibar, jefe de transplante de médula ósea del Hospital Italiano de Buenos Aires, presidente pediátrico de GATLA durante 14 años, expuso sobre la Leucemia, los avances en los tratamientos y las posibilidades de cura. Su aporte fue muy interesante, porque, a raíz de su amplia trayectoria, el profesional realizó comparaciones  entre la situación actual de los pacientes con esta enfermedad, que tienen una posibilidad  de entre 70 y 85 % de cura, y los niños que padecían Leucemia en la época en la que comenzó su carrera en la que había que resignarse a acompañar el proceso y esperar una muerte digna.

El doctor Dibar enfatiza el logro de la medicina de homogeneizar el tratamiento de la Leucemia Aguda en todo el país, lo que ha llevado a que esta afección tenga los mismos estándares de curación que en el resto del mundo. Por otro lado, hace hincapié en la necesidad de que las personas curadas de cáncer tengan los mismos derechos y deberes que el resto del mundo.

Para dar cierre a la jornada, la doctora Mónica Makiya, jefa de hematología y oncología pediátrica del Hospital Italiano de Buenos Aires y Encargada del protocolo de recaída en el GATLA, habló acerca de los nuevos tratamientos y medicinas que han llevado a que la Leucemia Aguda tenga una excelente posibilidad de recuperación. Mencionó a la droga Clofarabine como la única que, actualmente, es capaz de lograr la remisión completa de ésta enfermedad.

La especialista se encargó de resaltar que uno de los principales objetivos de los pediatras es lograr una curación sin secuelas físicas, psicológicas y sobre todo sociales.

El doctor Guillermo Arbesú, organizador de esta jornada, manifestó haber planteado este encuentro con el objetivo de actualizar el conocimiento médico, pero, a su vez reconoció haberse sorprendido de la cantidad de profesionales que asistieron, fueron más de 200 que llegaron de distintos departamentos y de provincias vecinas. La numerosa concurrencia al evento, demuestra el compromiso y la voluntad de los pediatras de nuestro País a la hora de luchar contra las enfermedades oncológicas.

Guillermo Arbesú concluyó la jornada con la idea de terminar con el mito de que Leucemia es sinónimo de muerte, ya que la ciencia avanza constantemente y hoy esta patología tiene un 85% de posibilidades de curación.