Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Equinoterapia, Integración Ayuda y Amor

La monta terapéutica de equinos, actividad rehabilitadora reconocida en todo el mundo , puede ser eficaz en el tratamiento de niños y adolescentes con capacidades diferentes.Silvina CastroPara Todo Salud

02 de mayo de 2011, 06:35.

Equinoterapia, Integración  Ayuda y Amor

La Equinoterapia es una alternativa diferente en el tratamiento e integración de personas discapacitadas. Como lo define la profesora Paula Genoud, en la página web que tiene el Jockey Club Mendoza, la actividad se trata de la monta terapéutica de equinos, reconocida mundialmente por los resultados en la rehabilitación de niños y adolescentes.

Cuando el caballo se mueve al paso, emite vibraciones de tipo tridimensional, producidas por su paso en cuatro tiempos. Un caballo al paso, transmite al jinete 110 impulsos por minuto, en una serie de oscilaciones tridimensionales como son avance y retroceso, elevación y descenso, desplazamiento y rotación.

De esta manera el equino, al ser montado por el jinete utilizado como elemento pedagógico, genera en la persona reacciones automáticas, como por ejemplo: normalización del tono muscular, mejoras en el control del tronco, equilibrio en movimiento, coordinación, activación de la respiración, circulación y un grado de relajación general. 

Lo ideal es lograr el mayor contacto del niño con el animal. Para esto  se debe sentar al paciente prácticamente en la cruz;  la zona más alta de la columna del caballo, donde el cuello se une con la espalda. En este punto, se reciben los movimientos de los músculos anteriores y posteriores, que son  los estímulos necesarios. para contribuir y ayudar  en la terapia del  paciente.

Es importante resaltar que ésta,  es una actividad multidisciplinaria  donde se debe trabajar en conjunto, razón por la que es fundamental que cada jinete esté acompañado por su terapeuta.

¿La Equino terapia es para todos?

Como explicó la profesora Paula  Genoud,  esta terapia puede ser eficaz en el tratamiento de niños y adolescentes que padezcan: parálisis cerebral, autismo, síndrome de Down, traumas cerebrales, esclerosis múltiple, distrofia muscular, anorexia, bulimia, problemas de comportamiento, minusvalía de todo tipo, y toda otra discapacidad física y mental.

Posee contraindicaciones como graves afecciones de la columna vertebral, epífisis de crecimiento en estado evolutivo, esclerosis en evolución, y todas las afecciones en estado agudo como cardiopatías o existencia  de subluxación atlantoidea de personas con síndrome de Down.

El caballo, es un gran igualador que permite que los discapacitados puedan competir con sus semejantes, no discapacitados, ya que el resultado de este tipo de terapias,(en donde el ser humano realiza un intercambio de amor con un animal) no es sólo una mejora física, sino también, una sonrisa en el alma del paciente, su familia y sus terapeutas.

Lamentablemente la equinoterapia no es un tratamiento que esté nomenclado  dentro de la ley de discapacidad, por lo tanto las obras sociales y medicinas prepagas,  no se consideran en la obligación de cubrir los costos de dichas terapias.

Sería de gran ayuda para las familias  de personas con capacidades diferentes, que se reconsidere esta terapia alternativa dentro de la ley de discapacidad. Quizá nos haría más humanos el hecho de incluir a los animales, como una ayuda fundamental, en la recuperación de distintas patologías, sin dejar de lado, por supuesto, a la ciencia y la medicina.