Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El ejercicio físico ayudaría a combatir el insomnio

Este es el resultado de un informe de la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos. Aunque no es posible establecer puntualmente las causas de esta relación, se sabe que liberar tensiones y la satisfacción de haber cumplido con la rutina autoimpuesta generan una mayor sensación de bienestar, lo que naturalmente favorece el descanso.

28 de septiembre de 2010, 18:32.

El ejercicio físico ayudaría a combatir el insomnio

Ampliar imagen


"Habitualmente la gente nos dice que ejercitarse durante el día los ayuda a dormir mejor en la noche. Si bien todavía no sabemos bien cuáles son los mecanismos que intervienen en esta relación, sí hemos podido comprobar que los beneficios existen", admitieron los responsables de la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos en un informe dado a conocer recientemente, entre los que se encuentra el doctor David Davila.

"El principal problema del insomnio es que es acumulativo, y sus efectos no sólo generan molestias sino que además pueden provocar serios problemas debido a la imposibilidad de realizar tareas diurnas con la lucidez necesaria", agregaron los especialistas.


Realizar ejercicios aeróbicos parece tener efecto positivo sobre el descanso

Uno de los estudios tomados por el informe fue realizado en Illinois por investigadores de la Universidad de Northwestern de Chicago, quienes siguieron la evolución de un centenar de personas sedentarias mayores de 55 años que padecían problemas para conciliar y mantener el sueño.

Luego de 16 semanas de pruebas en las cuales debieron someterse a ejercicios aeróbicos, los voluntarios manifestaron haber experimentado notables mejoras en su capacidad para descansar y alcanzar un sueño reparador.

"No se sabe bien por qué ni cómo, pero sí es conocido el efecto terapéutico que tiene la actividad física respecto del insomnio. Tal vez tenga que ver con el cansancio generado al realizar una actividad física, que comienza a sentirse por la noche, o bien en la mayor sensación de bienestar que genera el hecho de haber liberado tensiones o despejado la cabeza, sin dejar de mencionar que el solo hecho de haber cumplido con un objetivo (en este caso una rutina de gimnasia), ya nos suele hacer sentir mejor", sostuvo la doctora Phyllis Zee, principal responsable del mencionado estudio.

Por su parte, el doctor Daniel Cardinali, especialista en sueño e investigador superior del CONICET refirió en diálogo con PRO-SALUD News que "es importante no hacer actividad física inmediatamente antes de irse a acostar, a menos que se trate, por ejemplo, de una caminata tranquila al aire libre como suelen hacer muchos en las noches de verano o después de haber comido algo muy pesado. De lo contrario, no es conveniente: es mejor elegir cualquier otro momento del día".

En cuanto a los expertos extranjeros, entre sus recomendaciones finales tanto el doctor Davila como la doctora Zee remarcaron que es recomendable realizar actividad física por la mañana,
-inclusive resignando una hora de sueño que se recuperará por la noche- o hasta entrada la noche.

Luego de la cena ya no es recomendable realizar actividad física, a menos que sean ejercicios de relajación o respiración. Los especialistas también mencionaron que más allá de la gimnasia, hay otras actividades recreativas (como cocinar o pintar) que ayudan a aliviar tensiones, despejar la cabeza y mejorar el humor, todas condiciones que predisponen a un mejor descanso.



Número de matrícula del especialista consultado:


- Dr. Daniel Cardinali: M.N. 34.409