Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Diabetes y celiaquía

La diabetes tipo 1 y la enfermedad celíaca, además de compartir rasgos en común y de estar ambas asociadas a procesos auto-inmunes, afectan sobre todo a la población joven en general y a las mujeres jóvenes en particular.

09 de diciembre de 2013, 23:20.

Diabetes y celiaquía

Ampliar imagen


  • -          Porcentaje de CELIACOS entre DIABETICOS tipo 1: entre un 2 y un 16%, siendo asintomáticos para la enfermedad celíaca 6 de cada 10 diabéticos.
  • -         Porcentaje de DIABETICOS entre CELÍACOS: 2%, siendo asintomática la diabetes cuando aparece en celíacos



La asociación diabetes tipo 1 y enfermedad celíaca es muy frecuente, por lo que se recomienda que se realice el análisis de anticuerpos una vez que se ha detectado la diabetesrepitiendo el mismo anualmente y durante al menos diez años desde el comienzo de la diabetes.


Tener en cuenta que los síntomas de la enfermedad celiaca en pacientes con diabetes tipo 1 son extremadamente parecidos a ella o incluso inexistentes en un primer momento.


Los celíacos diabéticos se encuentran con la difícil situación de controlar en forma simultánea los niveles de insulina y azúcar, así como de llevar una dieta sin gluten.


Difundir información sobre la enfermedad celíaca es fundamental para que  sea posible diagnosticar más casos y poder atender cuanto antes las necesidades alimentarias especiales de estas personas diabéticas y celíacas:


Aumentar la ingesta de:

-fibras a través de semillas, frutas secas, desecadas y frescas, arroz integral, verduras, legumbres.


Evitar:

-panificación blanca, agregando semillas y frutas a los panificados caseros.

-Azúcares y sus derivados

-Grasas perjudiciales como manteca, margarina y los productos que las contienen: galletería, panadería, masas


Un tratamiento muy eficaz para los diabéticos celíacos es mantener una dieta mediterránea buscando cereales sin gluten y con alto contenido en fibras. La dieta mediterránea se basa en la abundancia de alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras o legumbres, cantidades moderadas de pescado, aves y lácteos y un menor consumo de carnes rojas, lo cual beneficia a celíacos, diabéticos y población en general.


También es imprescindible para mejorar la calidad de vida, llevar hábitos de vida saludables que ayuden a controlar el índice glucémico, incluyendo actividad física adaptada a cada persona.


Y de esta forma poder vivir con salud pero sin gluten !!!


Lic. Nutr. Silvina Lucero (Mat. 631)


CELICLUB