Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Destacan la seguridad a largo plazo de los tratamientos biológicos para la psoriasis

En el marco del XX Congreso Argentino de Dermatología, celebrado en la provincia de Córdoba, se disertó sobre la efectividad prolongada de estos agentes, indicados sobre todo para los cuadros entre moderados y severos. 

25 de agosto de 2011, 13:15.

Buenos Aires - "Los agentes biológicos han demostrado ser seguros y eficaces a largo plazo. De hecho se sabe que éstos trabajan bien y son más fáciles de usar en forma segura en comparación con los agentes tradicionales. Por eso, en mi opinión, todo paciente con psoriasis de las denominadas extensa o recalcitrante es candidato para la terapia biológica", refirió el doctor Kim Alexander Papp, médico dermatólogo, consultor en Dermatología en la Corporación de Hospitales Grand River de Canadá, quien estuvo de visita en nuestro país para asistir al XX Congreso Argentino de Dermatología, llevado a cabo recientemente en la provincia de Córdoba. 

La psoriasis es una enfermedad autoinmune y crónica que se manifiesta principalmente por la presencia en la piel de placas o lesiones de aspecto rojizo, que muchas veces están "cubiertas" por ampollas o costras de color blanco. Si bien no tiene cura, existe una gran variedad de tratamientos, incluyendo agentes tópicos, fototerapia y terapia sistémica.

En los últimos años se comenzaron a utilizar en psoriasis moderada a se vera los medicamentos biológicos, creados a partir de proteínas humanas o animales, diseñados para apuntar a moléculas específicas.

Dentro del grupo de los medicamentos biológicos se encuentran los inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF, por sus siglas en inglés) que atacan directa y específicamente a las moléculas involucradas en el proceso de inflamación, propio de enfermedades autoinmunes como la psoriasis y la artritis psoriásica. 

Por esa razón estos biológicos están indicados para el tratamiento de pacientes adultos con psoriasis en placa de moderada a severa que no responden o son intolerantes a otras terapias sistémicas, incluyendo metotrexato o fototerapia. 

"La categorización biológicos engloba diferentes fármacos que pertenecen a esa familia y que se denominan de esa forma porque tienen igual origen. Entonces cuando pensamos en la seguridad y discutimos sobre eso hay que tener en claro que existen diferencias: no todos los biológicos son iguales, no todos actúan de la misma forma y no todos deben y pueden utilizarse en todos los pacientes. Por eso los médicos tenemos la obligación de conocer cada uno de ellos, sus características, sus mecanismos de acción, etc.", consignó al ser consultado por PRO-SALUD News el doctor Javier Ubogui, director médico de Psoriahue, Medicina para la Piel. 

"La mayoría de los biológicos que se utilizan para la psoriasis y la artritis psoriásica -son 4 en total- cuentan con muy buenos resultados obtenidos en estudios, y además después de aproximadamente 10 años de disponibilidad continúan siendo evaluados con perspectivas positivas. En líneas generales, es importante mencionar que para elegir un medicamento y un esquema de tratamiento, debemos evaluar la gravedad del paciente, sus antecedentes, la existencia o no de articulaciones comprometidas y las comorbilidades, entre otros factores", agregó el doctor Ubogui.

"Los biológicos representan una muy buena alternativa de tratamiento porque son efectivos y seguros, pero siempre hay que evaluar todo porque no existe el paciente ideal para un medicamento", concluyó el especialista. 

"Los medicamentos biológicos tienen determinados riesgos asociados porque existen riesgos asociados a todo. Pero el aspecto positivo es que podemos manejar la mayoría de esos riesgos, porque ya han sido identificados. De hecho, con los biológicos es más sencillo manejar los riesgos que con las terapias tradicionales, razón por la cual éstos pueden ser utilizados en forma segura", comentó por su parte el doctor Papp, miembro del Grupo para la Investigación y Evaluación de Psoriasis y Artritis Psoriásica (GRAPPA, por sus siglas en inglés), y del Consejo Internacional de Psoriasis. 

En el marco del Congreso, Papp presentó diversos estudios de los que fue investigador principal, que reafirmaron la seguridad y eficacia a largo plazo de uno de los medicamentos biológicos utilizados en psoriasis. Se trata del etanarcept. 

"La investigación denominada 'Evaluación de la Seguridad a Largo Plazo y Efectividad de Etanercept para el tratamiento de la Psoriasis en una Población Adulta' siguió a los pacientes durante más de cuatro años. Gracias a este trabajo se demostró la efectividad sostenida a largo plazo que posee el medicamento, que además en general fue bien tolerado. Por último, no se evidenció toxicidad acumulativa por exposición al fármaco", detalló el especialista. 

"No obstante, concluyó Papp, creo que a futuro necesitamos buscar continuamente nuevas terapias. En primer lugar, nada sirve para todos: siempre hay algunas pocas personas que no responden a ninguno de los tratamientos que se puedan considerar. En segundo término, porque pocas terapias funcionan para siempre: la mayoría, incluyendo pequeñas moléculas, fototerapia y biológicos, tienen efectos que van disminuyendo con el tiempo, algunas más que otras".


Número de matrícula del especialista consultado:


- Dr. Javier Ubogui: M.N. 68.054


Para mayor información: 


-Psoriahue, Medicina para la Piel: http://www.psoria-hue.com.ar