Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Bajar los carbohidratos es clave para prevenir la enfermedad del Hígado Graso

Quienes tienen sobrepeso presentan más posibilidad de padecer esta afección crónica, cuya prevalencia está aumentando sobre todo en los países occidentales. También corren un riesgo mayor los que tienen el nivel de colesterol por encima del ideal o deseado.

22 de septiembre de 2010, 20:09.

Bajar los carbohidratos es clave para prevenir la enfermedad del Hígado Graso

Ampliar imagen


La enfermedad del hígado graso, también llamadas esteatosis hepática es una condición inflamatoria metabólica de carácter crónico que se presenta principalmente en las personas con sobrepeso y obesidad debido a que se genera como consecuencia de la acumulación de grasa en las células del hígado.

Por su carácter crónico, esta patología va evolucionando con el paso de los años, lo que incrementa la posibilidad de padecer insuficiencia hepática o cirrosis. Por otro lado, las personas que padecen esta enfermedad suelen presentar trastornos en el metabolismo del azúcar y las grasas así como también elevados índices de colesterol y triglicéridos.

Sin embargo, de acuerdo con los especialistas, este riesgo puede disminuir limitando el consumo de carbohidratos.


Imagen que muestra los cambios en la apariencia que se producen cuando el  hígado es normal, cuando padece esteatosis y cuando presenta cirrosis

"El hígado graso no alcohólico (el de mayor incidencia) es una patología muy frecuente en los países occidentales debido a que su desarrollo está relacionado con la forma de vida sedentaria, pero además con los hábitos alimentarios y los cambios metabólicos. Por eso es más frecuente en las personas que presentan sobrepeso u otras afecciones como la dislipemia (aumento de colesterol y grasas en sangre) o la diabetes", expuso en declaraciones a PRO-SALUD News el doctor Adrián Gadano, jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Italiano de Buenos Aires (HIBA).

Por otro lado, el especialista remarcó que "el hígado graso es una condición crónica que produce alteraciones leves del hepatograma y las visualizaciones ecográficas de los hombres, mujeres, niños o adolescentes que la padecen".

Justamente, la realización de una ecografía o un hepatograma constituye la mejor opción para la detección de esta enfermedad que es asintomática y cuyo tratamiento se basa, fundamentalmente, en el control de las comorbilidades y la realización de una dieta baja en grasas y calorías.

"Luego de la detección es necesario que el especialista haga una evaluación muy precisa que permita identificar cuáles son los factores que están causando la afección, para luego poder poner en práctica el tratamiento que incluye el cambio de los hábitos de alimentación pero también la realización de actividad física. Esto es sumamente importante pues no debemos olvidar que si bien el porcentaje es pequeño, hay una cantidad de casos de hígado graso que evoluciona provocando enfermedad hepática avanzada o cirrosis", puntualizó el doctor Gadano.

Algunos consejos referidos a alimentación:

- Evite bajar y subir de peso en poco tiempo o en forma reiterada

- Sustituya la leche de vaca por otras similares o por yogurt

- Elimine de la dieta las grasas de origen animal, el azúcar y el alcohol

- Procurar incluir alimentos ricos en fibra y antioxidantes

- Utilice el limón, sobre todo como sustituto para condimentar



Número de matrícula del especialista consultado:


- Doctor Adrián Gadano: M.N. 70.130