Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Avanza en Mendoza el reconocimiento a las personas celíacas

El Programa de Atención al Celíaco previsto por la ley 8.166, sancionada el año pasado, podrá aplicarse en su totalidad, a partir de la firma del decreto reglamentario por parte del gobernador Celso Jaque. Si bien los detalles de implementación finalizaron en agosto pasado, aún no se define el proceso administrativo que permitirá su plena aplicación

11 de marzo de 2011, 12:21.

Avanza en Mendoza el reconocimiento a las personas celíacas

Ampliar imagen


Por Ana María Vega
Todo Salud

Tal como explicó la jefa del Programa Provincial de Detección y Control de la Enfermedad Celíaca,  Muriel Ongay, “la reglamentación nos permitirá realizar eficazmente los controles necesarios,  reforzar las instancias de diagnóstico, y trabajar para disminuir los costos de la canasta de alimentos para celíacos, que supera cuatro veces a la canasta básica de alimentos”.

El objetivo del Ministerio de Salud es hacer hincapié en la detección temprana y el tratamiento oportuno, ya que revisten fundamental importancia para evitar complicaciones secundarias de esta patología.

La Enfermedad Celíaca es un problema de salud pública que afecta aproximadamente al 1% de la población. Está considerada como la patología intestinal crónica más frecuente. Afecta el organismo dañando la mucosa del intestino delgado al existir una intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno.

La edad de aparición es variable pero es más frecuente en la infancia. Los síntomas que deben hacer sospechar la aparición de la celiaquía es la desnutrición, un síndrome de mala absorción, abortos espontáneos recurrentes, diabetes,  anemias crónicas de origen inespecífico que no ceden al tratamiento habitual, entre otros.

Hasta el presente no existe terapia farmacológica para tratar la enfermedad. Una vez diagnosticada, su tratamiento consiste en una dieta estricta de alimentos libres de gluten, que deberá mantenerse de por vida.

Por ello es tan importante la existencia de programas de contención para las personas celíacas.

En nuestra provincia, la Obra Social de los Empleados Públicos implementó hace 6 años su programa “Vivir como celíaco” que ha ido creciendo en cantidad de beneficiarios y en complejidad de prestaciones. A través del mismo no sólo se reconocen los estudios diagnósticos, el seguimiento y la educación en talleres, sino también un reintegro bimestral de 80 pesos para costear en parte la compra de alimentos para celíacos.

Según se explica desde este programa “el celíaco debe basar su régimen en alimentos naturalmente libres de gluten como: legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales como arroz y maíz. Deben evitarse, en la medida de lo posible, los alimentos elaborados y/o envasados, ya que es más difícil garantizar en estos productos la ausencia de gluten. La ingestión de pequeñas cantidades de esta proteína de una manera contínua puede causar trastornos importantes y no deseables”.

 

Una ley muy esperada

La ley 8166 aprobada en 2010 establece la creación del Programa Provincial de Detección y Control de la Enfermedad Celíaca. Por medio del programa se contribuye a la detección precoz de la enfermedad, al fortalecimiento del sistema provincial de control de alimentos libres de gluten y a realizar acciones que permitan mejorar la calidad  de vida de los celíacos.

Esta legislación cuya reglamentación espera ser promulgada por el Ejecutivo, obliga a los supermercados y restoranes a ofrecer productos alimenticios y menús específicamente preparados para celíacos. Además, dispone la creación de un registro de los mendocinos que sufren la enfermedad.

Asimismo, la norma determina la realización de un monitoreo anual en las escuelas, y la instrumentación de una guía práctica con las características de esta patología para distribuir en los hospitales públicos.

También incluye la obligatoriedad para las empresas que fabriquen y/o expendan productos alimentarios, denunciar la presencia o ausencia de gluten en su composición nutricional, en el etiquetado y rótulo nutricional.

Por otra parte, quienes expendan productos alimenticios deberán ofrecer en su menú, por lo menos una opción apta para celíacos.

El próximo 5  de mayo se celebrará una vez más el Día del Celíaco, ojalá que para esa fecha la ley provincial tenga plena aplicación para sumar a la mejora de calidad de vida de las personas que viven con celiaquía.