Anualmente llegan a tribunales unos 65.900 juicios por accidentes laborales

16 de agosto de 2012, 00:10.

Lo reveló en Mendoza, el Presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del trabajo, Jorge Aimaretti quien afirmó que algo anda mal si se debe pedir a la justicia, un derecho que se debe otorgar automáticamente. Nuevamente solicitó las reformas necesarias al sistema cuya cobertura calificó como potente, universal y automática

Hoy se registran en nuestro país unas 600 mil situaciones cubiertas por las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo, entre accidentes y enfermedades laborales. Respecto de los accidentes, los principales  tienen que ver con tropiezos, caídas o golpes contra objetos. El 60% se producen en el lugar de trabajo y el 40% restante en el trayecto al o desde el espacio laboral.

Pero si bien Argentina cuenta con una ley de Riesgos de Trabajo, en el Foro Nacional del Seguro realizado en nuestra provincia, quedó claro que el sistema no aporta un grado de previsibilidad que disminuya la alta tasa de judicialización que hoy existe. Anualmente hay aproximadamente unos 65.900 pleitos judiciales frente a lo cual el Presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo, Licenciado Jorge Aimaretti aseguró “no es lógico, no es razonable que para tener derechos se deba judicializar, algo anda mal si se debe pedir a la justicia, un derecho que se debe otorgar automáticamente”.

Durante su disertación en el encuentro organizado por la Asociación de Productores Asesores de Seguro de Cuyo, APAS, el representante nacional de las ART aseguró que “la lógica del seguro bajo la cual funciona el sistema de ART en nuestro país es rescatable, aprovechable y potenciable. Para los aseguradores es un orgullo gestionar un sistema derivado de la seguridad social que da una cobertura potente, universal y automática”

Sin embargo, Aimaretti aclaró que hoy la alta judicialidad es un gran problema, no sólo para las empresas, sino también para los trabajadores. Según el titular de la UART, “la base del problema son hechos muy concretos como los cambios en los criterios de jurisprudencia, demoras en el ajuste de las contingencias, la judicialidad es mutante y hay muchos operadores del sistema judicial que presionan permanentemente para defender a trabajadores en casos  dudosos. Es decir  que hay un importante ‘sistema industrial del juicio’”afirmó.

Frente a esta situación, Aimaretti explicó que “no son pocos los esfuerzos que hemos hecho para que la ley se reforme”. Según su visión, la cual discuten permanentemente con el poder político y sindical, “son cuatro cosas las que hay que hacer, pero concretas, siempre con el eje en la prevención. Son las cuestiones que hacen que el sistema se derive hacia los tribunales. Necesitamos fórmulas que la justicia respete como suficientes”.  En este sentido, Aimaretti reclamó un baremo común para designar las discapacidades, al igual que un listado de enfermedades concreto para que no lleguen a los tribunales enfermedades que no están relacionadas con lo laboral.

Las ART también están pidiendo procedimientos administrativos, rápidos  y simples  y finalmente, obligaciones muy claras para todos: empleadores, ART y trabajadores. “Es decir qué hay que hacer y quién lo debe hacer  porque la confusión genera conflictividad” explicó.

A modo de fórmula capaz de resolver la problemática  Aimaretti aseguró “que si hay contingencias, procedimientos claros y prestaciones dinerarias adecuadas y oportunas, los costos y las indemnizaciones serán las suficientes para todos.  Si se da esto y el seguro está en función del riesgo, habrá una estructura de prevención con suficientes incentivos e instrumentos eficientes que disminuyan la siniestralidad. Por lo tanto, habrá un círculo conveniente para todos porque los incentivos para seguir así serán permanentes. Pero si funciona mal lo primero, es decir que las contingencias son imprecisas y por lo tanto se judicializan los procedimientos, cada vez la cobertura tendrá que ser más potente y con una exigencia tal que podría llegar a poner en riesgo el sistema”.

Finalmente el presidente de la UART concluyó su disertación durante el Foro Nacional del Seguro en Mendoza afirmando que  “no es complejo el problema, yo creo que las autoridades lo entienden y también como nosotros quieren que haya menos accidentes, trámites rápidos, contingencias bien claras y de esta forma, conveniencia para todos los actores, con la prevención como eje central”.

Encuentro exitoso

La disertación del Presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo, Jorge Aimaretti fue otra de las tantas conferencias que dejaron satisfecho a más de 500 asistentes al Foro, vinculados con el mundo de los seguros. El broche de oro de la capacitación fue  la presencia del Superintendente Seguros de la Nación, Licenciado Luis Bontempo en el acto de cierre. Y desde el punto de vista social, lo fue una gran cena de gala con la actuación de la Sparkling Big Band y el sorteo del automóvil 0KM que benefició al experimentado productor de seguros mendocino Alberto Rinaldoni.