Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Alrededor de 300 personas aprendieron cómo cuidar su corazón

Con una importante aprobación la gente de Mendoza se sumó a la campaña para prevenir las enfermedades cardiovasculares que se desarrolló durante esta jornada con la instalación de una carpa didáctica en la Plaza San Martín.

16 de septiembre de 2010, 19:41.

Alrededor de 300 personas aprendieron cómo cuidar su corazón

Ampliar imagen


Mendoza 16 de setiembre- Quienes decidieron ingresar a la carpa con forma de corazón que se instaló durante esta jornada en la plaza San Martín, manifestaron su satisfacción por haber comprendido la forma en que funciona este órgano vital y así aprender a cuidarlo mejor.

Precisamente ése fue el objetivo de la campaña educativa que emprendió el Laboratorio Bayer al instalar una carpa gigante en varias provincias del país entre las que se encuentra Buenos Aires, Córdoba y Tucumán. En Mendoza, la respuesta fue muy positiva. No sólo porque más de 300 personas se detuvieron en su andar apurado para escuchar una didáctica charla sobre el funcionamiento del corazón y las enfermedades que lo aquejan, sino porque todas estuvieron interesadas en controlar su presión arterial, y calcular su índice de masa corporal a través del peso y la talla.

¿Qué resultados arrojó esta prueba? La mayoría de los asistentes presentaron valores normales en su tensión arterial. Sin embargo, no les fue tan bien a la hora de pesarse. Según el personal de enfermería encargado de la toma del peso, “más del 70% le tiene terror a la balanza y está en lo cierto porque en la mayoría de los casos tienen sobrepeso”.

Respecto del valor didáctico de la charla ofrecida por el médico Andrés Perez quien debió reiterar su alocución frente a los grupos al menos unas 15 veces, en general los asistentes manifestaron su satisfacción por comprender conceptos que en la consulta médica no suelen entender. “En general el médico te habla con palabras muy difíciles, pero acá con la explicación del doctor, este corazón gigante y las imágenes que tenía adentro, pude entender mejor todo. Ahora me doy cuenta de que si no cambio algunos hábitos…me voy a enfermar del corazón” explicó Nidia, de Las Heras.

La herramienta didáctica del corazón gigante, con su interior de arterias, válvulas y venas, fue ideal para llegar con el mensaje. En este sentido, el médico Andrés Perez, guía del circuito respondió a las consultas más frecuentes de los asistentes, para finalmente detallar los beneficios de llevar adelante medidas preventivas. Entre ellas destacó la importancia de controlar los principales factores de riesgo como hipertensión, sedentarismo, diabetes, obesidad, tabaquismo, inactividad física y estrés. A lo que se sumó la didáctica explicación del efecto preventivo de la aspirineta, capaz de evitar la formación de coágulos que obstruyan las arterias y por consiguiente puedan provocar una obstrucción cardiovascular o cerebrovascular.

Vale aclarar que esta actividad se desarrolló en el marco del mes del corazón que tiene como fecha cúlmine el 26 de setiembre, día del corazón. Cada año se establece un lema diferente, el de este año es "Bienestar en el lugar de Trabajo". Se trata de una iniciativa impulsada por la Federación Mundial del Corazón (WHF), a la que adhieren más de 100 países en el mundo.

Como nota de color de esta jornada cardiovascular en la plaza San Martín, no faltaron las señoras mendocinas que para ahorrarse una consulta médica presentaron sus electrocardiogramas, o análisis sanguíneos con la idea de que el profesional los evaluara. Obviamente la respuesta fue “no se automedique y consulte a su médico de confianza”.