Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Aconsejan evitar la pirotecnia para “pasar año nuevo sin sobresaltos”

La pirotecnia segura no existe y la única forma de evitar lamentos es no encenderla. Los chicos no tienen que usar pirotecnia en ningún caso y el mayor porcentaje de heridos graves se registra generalmente en los niños de entre 5 a 14 años de edad.

31 de diciembre de 2014, 14:31.

Aconsejan evitar la pirotecnia para "pasar año nuevo sin sobresaltos"

Ampliar imagen




El Ministerio de Salud recomienda evitar el uso de cohetes y fuegos artificiales con motivo de los festejos de Año Nuevo para pasarlos sin sobresaltos y sin tener que acudir a la guardia de un hospital.

El uso de pirotecnia implica riesgos para la salud ya que su manipulación puede ocasionar lesiones graves e irreversibles. Un factor que puede acentuar esas consecuencias es la fabricación, importación y venta ilegal de cohetes, bengalas y cañitas voladoras.

Los adultos tienen que proteger a los chicos durante las fiestas deben tomar las mayores precauciones para que los niños no estén expuestos a un accidente a causa de estos elementos pirotécnicos. La recomendación es no usar pirotecnia pero en el caso de querer hacerlo, los niños deben estar alejados.

El uso de pirotecnia puede ocasionar gravísimos daños como quemaduras, problemas auditivos y lesiones oculares irreversibles, que pueden generar discapacidad de por vida en una persona. Las zonas del cuerpo que suelen resultar más afectadas por accidentes de pirotecnia son las manos (40%), los ojos (20%) y la cabeza/rostro (20%).

 

Para los adultos que decidan usar pirotecnia, el Ministerio de Salud recomienda:

– No comprar material clandestino. Para saber que no lo es, deben verificar el etiquetado y el envoltorio original del producto donde figura la autorización del Registro Nacional de Armas (RENAR), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Según ese organismo está prohibido vender artificios pirotécnicos a menores de 16 años.

– Encender un elemento a la vez y tras encenderlo alejarse a una distancia prudencial.

– Los fuegos de artificio proyectables (cañitas voladoras, cohetes, etc.) no deben apuntar hacia las personas, las viviendas, cerca de vehículos, elementos combustibles y/o árboles frondosos.

– No deben usarse en el interior de las casas.

– Siempre deben dejarse en el piso y nunca en las manos o en el interior de botellas o latas.

– Cuando un producto no explota, no debe tocarse aunque parezca que la mecha está apagada.

– El RENAR también prohíbe la pirotecnia que posee riesgo de explosión en masa o de trayectoria incierta como los buscapiés y los rompe portones.

Si ocurre un incidente con pirotecnia lo aconsejable es:

– Si cae fuego sobre la ropa se lo debe sofocar envolviendo al afectado con una manta o haciéndolo rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar ni menos aún correr.

– Lavar la zona lesionada con agua fría pues calma el dolor y frena la acción calórica.

– No colocar nunca cremas, pomadas o ungüentos caseros.

– Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas.

– En caso de incidentes con compromiso ocular, no deben tocarse los ojos.

– En todos los casos, debe concurrir inmediatamente al centro de salud más cercano.

Así también el Ministerio de Salud además  recomienda otras medidas preventivas para tener en cuenta en los festejos de fin de año. Entre ellas consumo moderado de alcohol, ser responsable a la hora de conducir, estar atento a las temperaturas altas, comer liviano, son los puntos centrales para las próximas celebraciones.
 

Consumo moderado de alcohol

Recomendaciones para jóvenes:

. Comer siempre algo antes de empezar a beber.

. El alcohol deshidrata, por eso es importante tomar agua al mismo tiempo. Si la última vuelta es de agua o jugo, mejor. Ayuda a tener menos resaca.

. Si tiene problemas de salud –diabetes, hepatitis, asma, está medicado o sufre del corazón– trate de no tomar alcohol.

. Si está embarazada o al cuidado de niños, no tome alcohol.

Si un amigo tomó de más…

. No le permita manejar.

. Llévelo a un lugar tranquilo y ventilado.

. Si se descompuso o se desmayó, póngalo de costado para que no se ahogue si vomita.

. Aflójele la ropa, abríguelo.

. No lo deje solo.

. Dele mucha agua.

. Si está muy mal, llame a emergencias.


Comer liviano y evitar el golpe de calor

Los excesos que se suelen cometer en estos días pueden resultar peligrosos tanto para las personas sanas como para quienes padecen ciertos problemas de salud, como diabetes o hipertensión, entre otros.

Se recomienda:


. Aumentar la ingesta de líquidos, comer comidas livianas e ingerir mayor cantidad de frutas y verduras.


. Evitar las comidas pesadas, las bebidas alcohólicas, las muy dulces y las infusiones calientes.


. No exponerse a los rayos solares; usar ropa suelta, de materiales delgados y de colores claros y reducir la realización de ejercicios físicos.


. En referencia a los lactantes darle el pecho con más frecuencia; hacer beber a los niños agua fresca y segura; trasladarlos a lugares frescos y ventilados y ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca


. Concurrir  a la consulta médica ante síntomas como fiebre alta, somnolencia, desvanecimiento o aceleramiento del pulso.


Otros síntomas de alerta son dolor de cabeza, sensación de fatiga y sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones y sudoración importante que cesa repentinamente y pasa a una piel seca, roja y caliente;  somnolencia y respiración alterada. Frente a ellos, es imprescindible concurrir rápidamente al centro de salud u hospital más cercano.