Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

1 de cada 4 casos de EPOC se diagnóstica erróneamente

Los especialistas destacan que las frecuentes confusiones respecto al asma se deben a la presencia, en ambas patologías, de algunos síntomas como tos, expectoración, fatiga o dificultad para respirar. Esto es preocupante porque las estrategias terapéuticas para abordarlas son diferentes. Además, el elevado subdiagnóstico se asocia con que en los primeros estadíos no se suele relacionar esta patología con su principal agente causal: el tabaquismo activo o pasivo. 

16 de noviembre de 2011, 17:36.

1 de cada 4 casos de EPOC se diagnóstica erróneamente

Ampliar imagen


Buenos Aires - Por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace ya algunos años el tercer miércoles de noviembre (en este caso el 16) se conmemora el Día Mundial de la EPOC, sigla con la cual se conoce a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. 

Esta condición consiste básicamente en la combinación de dos patologías que provocan la destrucción del tejido pulmonar: el enfisema y la bronquitis crónica.

Una de las principales complicaciones para el abordaje de la EPOC es la falta de consulta por parte de los pacientes. Sin embargo hay otro inconveniente: la similitud entre los síntomas de la EPOC y el asma genera que muchas veces ambas patologías se confundan. 





Imagen del Día Mundial de la EPOC 
 

"El 25 por ciento de los pacientes con EPOC suele ser diagnosticado como asmático equivocadamente, mientras que un porcentaje similar de pacientes identificados como afectados con EPOC, en realidad padece asma. La confusión en el diagnóstico muchas veces se debe a la similitud de algunos síntomas, como la dificultad para respirar, la tos, la expectoración, la agitación y la fatiga. El problema es que del mismo modo que no todas las patologías son iguales, tampoco lo es la base de los tratamientos", expuso el doctor Daniel Colodenco, presidente del 38º Congreso Argentino de Medicina Respiratoria durante el encuentro "Clase magistral de EPOC", realizado recientemente en Buenos Aires.

Ocurre que mientras las terapias para el asma están estructuradas mayoritariamente en torno a los corticoides inhalados, en la EPOC se utilizan principalmente broncodilatadores, tanto los de acción corta como los de acción prolongada. 

"Debemos tener en cuenta que cuando hablamos de EPOC y de asma, las medicaciones ayudan en el control de la enfermedad, pero no son curativas. Particularmente en EPOC el tratamiento es permanente y se debe ir adecuando al paciente en función de la respuesta y la evolución de la enfermedad. Además, hay que complementarlo con rehabilitación pulmonar, que consiste en entrenamiento de los miembros inferiores y superiores para aumentar la masa muscular y reducir la falta de aire y las exacerbaciones", concluyó Colodenco. 

En cuanto a la posibilidad de disminuir la tasa de equivocaciones los especialistas esgrimen que la clave está en que el médico consulte al paciente sobre sus síntomas, su historia familiar, su estado frente al tabaquismo; pero además realice una espirometría, un análisis no invasivo que permite medir en forma rápida y sencilla la capacidad pulmonar del paciente. 

En este sentido, la AAMR dispuso la donación de 10 espirómetros de última generación a hospitales públicos de Mendoza, Tucumán, Rosario, Paraná, Neuquén, Corrientes, Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires. 

Esta medida, al igual que el contar con un "Día de" son importantes porque en realidad aún es elevado el grado de desconocimiento que existe sobre la EPOC tanto entre los pacientes como en la comunidad médica.

"Actualmente sabemos que tenemos conocimiento de sólo el 11 por ciento de los casos de EPOC. Este dato que surge de estudios como el PLATINO realizado en Latinoamérica sin participación de Argentina aunque con datos extrapolables a nuestra población que junto con la uruguaya es de las más fumadoras de la región, grafica que hay prácticamente un 90 por ciento de pacientes que aún desconoce que tiene la enfermedad. Esto se debe fundamentalmente a un factor: en los primeros estadíos los síntomas de la EPOC no suelen asociarse con el tabaquismo, que es el agente causal de más del 90 por ciento de los cuadros", expuso al ser entrevistado en exclusiva por PRO-SALUD News el doctor Ramón Alchapar, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR). 

"La pérdida de la función respiratoria -uno de los principales y primeros signos de esta patología- rara vez se relaciona con el tabaquismo. Entonces si los pacientes, pero también los médicos, no 'van a buscar la enfermedad por ese lado', se pierde mucho tiempo y cuando finalmente se llega al diagnóstico, el daño del tejido pulmonar está avanzado porque el paciente nunca dejó de fumar. Esa es la realidad que tenemos que empezar a cambiar, porque la parcialidad de gente que está 'llegando tarde' por desconocimiento es la que podríamos ayudar con una intervención precoz para la cual es fundamental la cesación tabáquica pero que además cuenta con un amplio arsenal terapéutico", remarcó el especialista quien en este sentido celebró el contar con una ocasión como el Día Mundial que sirve para "recordar los daños que genera la EPOC a nivel personal y familiar, pero también en una sociedad". 

Si bien se sabe que más del 90 por ciento de los casos de EPOC son generados por el cigarrillo, también existen otras causas que deben ser tenidas en cuenta. Se puede nombrar entre los individuos con riesgo a aquellos que realizan trabajos en los cuales inhalan permanentemente humo de biomasa (por ejemplo los que se desempeñan en parrillas), a los que cocinan con carbón o tienen en sus casas estufas a leña. 

"Otra población de riesgo es la de los fumadores pasivos que conviven tanto en sus casas como en sus trabajos -ahora esto se ve más en los trabajos informales- con una persona que fuma. Ellos también están expuestos a desarrollar EPOC", consignó el doctor Ramón Alchapar y aclaró: "Hay que señalar que no todas las personas que fuman van a desarrollar EPOC indefectiblemente pero, cuando nos ponemos a investigar y a hacer estudios nos damos cuenta que la incidencia es mucho mayor de la que se creía, y va en aumento". 

"La EPOC es una enfermedad irreversible pero tratable. Este mensaje debe llegar de manera clara a la población porque existen diferentes tratamientos que pueden mejorar la calidad de vida del paciente y también prolongarla", puntualizó por su parte el doctor Carlos Luna, jefe de la división de Neumonología del Hospital de Clínicas.

La EPOC en cifras

- La prevalencia mundial de la EPOC, que está en franco crecimiento, supera actualmente al 10 por ciento de los mayores de 40 años. 

- Según la OMS afecta a unos 210 millones de personas en el mundo, produciendo 3 millones de muertes anuales (cifra correspondiente al 5 por ciento de todas las muertes). 

- El 50 por ciento de las personas que padecen EPOC son mujeres. 

- El 60 por ciento de los pacientes que sufren de EPOC tienen menos de 65 años, y los primeros síntomas suelen desarrollarse después de los 40.

- Su diagnóstico tardío ocasiona que 1 de cada 2 pacientes ya hayan perdido hasta más del 50 por ciento de su función pulmonar al ser detectado. Esto incrementa el número de exacerbaciones (crisis) y hospitalizaciones.

- Se estima que para 2030 la EPOC será la 3ª causa de muerte en todo el mundo (en 1990 ocupaba el 6º lugar). 

- A nivel local se sabe que 8 millones de argentinos fuman. 

- De ellos se estima que el 50 por ciento desarrollará EPOC en los próximos 20 a 30 años. 



Número de matrícula del especialista consultado:


- Dr. Daniela Colodenco: M.N.45.329

- Dr. Ramón Alchapar: M.P. (Mendoza): 2.875

- Dr. Carlos Luna: M.N. 46.388


Para mayor información: 


- Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR): http://www.aamr.org.ar